Compartir

Como «amenaza manifiesta» definieron los ambientalistas la ampliación de las actividades operativas con una nueva planta -Estrella del Mar III-

El recurso de amparo colectivo de extrema urgencia fue presentado por INSAPROMA y PACMA

Santo Domingo RD,>La Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo (TSA) conoce este lunes en audiencia presencial la acción de amparo de extrema urgencia para que paralicen las operaciones de la barcaza eléctrica flotante Estrella del Mar II en el río Ozama, ya que está afectando al medio ambiente.

El recurso fue sometido el pasado 28 de abril por el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente

(INSAPROMA) y la Fundación Programa de Acción Comunitaria por el Medio Ambiente (PACMA)

En el recurso, instado por los abogados de INSAPROMA, Euren Cuevas , Nelson Pimentel y Ernesto Mateo, y representado por el presidente de PACMA, Ysaías Lara Kevelier, se solicita que se declare como «amenaza manifiesta» la ampliación de las actividades operativas con una nueva planta -Estrella del Mar III- y se pide al TSA que ordene a Medio Ambiente, Superintendencia de Electricidad y la Comisión Nacional de Energía de «abstenerse de tramitar, decidir o aprobar cualquier tipo de autorización a tales efectos».

Precisamente, el Ministerio de Medio Ambiente ya emitió el pasado 30 de abril la Resolución 0022-2021 en la que rechazó la solicitud hecha el 30 de diciembre 2020 por Seabord Transcontinental de operar de forma simultánea las barcazas generadoras de electricidad Estrella del Mar II y Estrella del Mar III en el río Ozama. Esta última planta entró al puerto de Santo Domingo el 30 de mayo.

Además, en la resolución se definió un plazo de 24 meses en el que las autoridades del sistema eléctrico deberán realizar las adecuaciones necesarias que compensen al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) el retiro del río Ozama que deberá hacerse de la barcaza Estrella del Mar III que sustituirá la actual generadora que se encuentra en ese lugar.

Con posterioridad, la Superintendencia de Electricidad enfrió las intenciones de Seaboard Transcontinental de comenzar las operaciones de la nueva barcaza. En un comunicado dirigido a la empresa el 7 de junio, el órgano regulador afirmó que «el proceso de tramitación expediente solicitud de concesión definitiva que reposa en esta Superintendencia para Estrella de Mar IIl estará suspendido hasta tanto la documentación pendiente sea completada, y haya una decisión por parte del tribunal apoderado respecto de la acción de amparo interpuesta relativa a aspectos ambientales del proyecto «.

Las continuas violaciones a las leyes medioambientales dominicanas perpetradas por la planta de Seabord Transcontinental y los peligros que acecharían al entorno del río Ozama la operación de una nueva barcaza, la Estrella del Mar Iill, que aseguran sería una «turbación manifiestamente ilícita o indebida respecto del derecho fundamental de protección del medio ambiente»

Para tomar en cuenta La Superintendencia de Electricidad negó la autorización de operaciones a la planta de energía eléctrica, la barcaza Estrella de Mar III, ubicada en el río Ozama, próximo al Puente Flotante.

El superintendente Rafael Velazco Espaillat, dijo a la compañía Transcontinental Capital Corporation, LTD (Seaboard) que no procede el otorgamiento de una concesión provisional para continuar los trabajos de pruebas del proyecto Estrella de Mar III.

«No procede la emisión de una autorización o Resolución Especial por parte de la Superintendencia para continuidad de trabajos de pruebas de la planta que les permite cumplir con los requisitos propios de la actividad y garantizar la inyección de 150MW al Sistema Eléctrica Nacional, a ser generados por gas natural «.

En una comunicación enviada a Seaboard, el superitendente dijo que la figura de «resolución especial» no está prevista en la normativa vigente. La planta ha sido cuestionada por la humareda que emana afecta a la comunidad y el calentamiento que produce en la zona.

Al respecto el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA) y la Fundación Programa de Acción Comunitaria por el Medio Ambiente (PACMA) presentada ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) un recurso de amparo «colectivo de extrema urgencia», con el fin de conseguir paralizar las operaciones de la barcaza eléctrica flotante Estrella del Mar II en el río Ozama.

Además, solicitan que se declare como «amenaza manifiesta» la ampliación de las actividades con una nueva planta y, por consiguiente, se ordene al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Superintendencia de Electricidad y la Comisión Nacional de Energía «abstenerse de tramitar, decidir o aprobar cualquier tipo de autorización a tales efectos «

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *