Compartir

Santo Domingo RD,>Durante el año 2022 el Gobierno, a través del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), invirtió RD$7,204,968,022.59 en obras y mantenimiento de sistemas de riego en todo el territorio nacional, aportando de manera significativa a la seguridad alimentaria y a garantizar el acceso al agua para sus diferentes usos, como parte de las metas estratégicas del gobierno de Luis Abinader.

Así lo informó Olmedo Caba Romano, director ejecutivo del organismo hidráulico, al ofrecer un compendio del quehacer del Indrhi en el año que termina, destacando entre las obras más relevantes en curso el Proyecto Múltiple de la Presa Montegrande, que se construye en la franja limítrofe entre Azua y Barahona, que presenta un avance superior al 90 %, y el Proyecto de Desarrollo Agrícola Azua II – Pueblo Viejo, que ya tiene las dos primeras etapas en funcionamiento y cuya tercera etapa está en fase de terminación.

A través de un comunicado, el funcionario precisó que en adición a esas grandes obras hidráulicas, ejecutan 32 en diferentes puntos del país, y que en sus diez direcciones regionales trabajaron en el mantenimiento de más de 1,100 kilómetros de canales y drenajes, de 178 kilómetros de caminos y bermas y en la reparación de 322 sistemas de bombeo.

Entre las obras en desarrollo a las que hizo referencia están la adecuación de la cañada Grande, en San Francisco de Macorís, la construcción de un sistema de riego en Alto de las Yayas, municipio Las Yayas de Viajama, provincia de Azua, y la rehabilitación de un dique en el río Yábano para alimentar el canal de riego del mismo nombre en la comunidad de Cuenda, municipio San Juan de la Maguana.

Indicó que también realizaron intervenciones en los canales Monsieur Bogaert, Mao – Gurabo y Luis Bogaert, y otras obras en las direcciones regionales Bajo y Alto Yaque del Norte, divisiones de riego Las Matas de Santa Cruz, Villa Vásquez y Mao.

Otros trabajos fueron desarrollados en las direcciones regionales Yaque del Sur y Lago Enriquillo, divisiones de riego Barahona, Nizaíto, Neyba, Tamayo, Jimaní y Duvergé; en Yuna – Camú, divisiones de riego La Vega, Bonao, Cotuí, Constanza, Jarabacoa, Nagua, Sectores Telanza, El Memiso, Mara Bonita y Arenoso; en Ozama – Nizao, divisiones de riego Baní y San Cristóbal; en Valle de Azua, divisiones de riego Azua y Padre Las Casas; en Valle de San Juan, divisiones de riego San Juan y Las Matas de Farfán, y en el Este, divisiones de riego Sabana de la Mar, Nisibón, San Rafael del Yuna, Baiguá y Bayaguana.

Precisó que algunos proyectos están prácticamente culminados, entre ellos la rehabilitación de la cañada Tenguerengue, en San Juan de la Maguana, y la construcción de un muro de gaviones en el río Yuna y su canalización en una longitud de 500 metros a su paso por Los Quemados, en Bonao, provincia Monseñor Nouel.

Caba Romano informó que en Azua, con fondos de la Central Hidroeléctrica Los Toros, se avanzó en la rehabilitación del camino en la parte alta del arroyo Sajanoa, en la construcción de sistemas para abastecimiento de agua potable y electrificación de cancha, centro comunal y escuela en el sector de Los Toros – Solares 1, 2 y 3; en la electrificación del Proyecto 2C para el riego continuo mediante bombeo, y en la rehabilitación de badenes, alcantarillas, sifones, flumes, pasos de agua y construcción de obras menores en el canal principal y laterales de la zona de riego de Padre Las Casas.

Finalmente, el director ejecutivo del INDRHI precisó que cada ejecutoria estuvo vinculada con el cuarto eje de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, que se refiere al manejo sostenible del medio ambiente, y con su objetivo específico de gestionar el agua de manera eficiente y sostenible para garantizar la seguridad hídrica, así como con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.