Compartir

Santo Domingo RD,>15 de febrero 2019.  -La primera dama Cándida Montilla de Medina participó en la tradicional cena concierto “Pan y Vino”, que realiza cada año el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino.

Fue recibida por el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria.

El acto que conmemoró el 27 aniversario de la institución, como de costumbre, reunió a numerosos miembros de la comunidad católica para ofrecer su ofrenda de amor y aportes para la formación sacerdotal.

Las palabras de acogida fueron pronunciadas por el rector del seminario, reverendo José Amable Durán.

Mientras, la oración de bendición fue impartida por monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís.

El rector expresó que la institución forma seminaristas jóvenes llamados por Dios para ser sacerdotes.

El evento fue organizado por el Grupo Gratitud y su fundador, el reverendo padre Mateo Andrés, con el apoyo del equipo formador y otros colaboradores.

La alegría de servir

La celebración contó con la conferencia magistral de Juan Francisco Puello Herrera, comisionado del béisbol del Caribe y dirigente de los Cursillos de Cristiandad, en compañía de Mirna de Puello Herrera, con el tema: “La alegría de servir”.

Ordenación religiosa

El sacerdote Durán Tineo explicó que al llegar el vigésimo séptimo aniversario han logrado satisfactoriamente sus metas y objetivos.

Sostuvo que en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino ha ordenado a 317 sacerdotes diocesanos y otros de órdenes religiosas.También se encuentran 100 seminaristas internos, 40 en filosofía y 60 en teología.

Tradición de la cena Pan y Vino

La iniciativa data del año 1992 y la unión del obispo Fausto Mejía Vallejo junto al fenecido reverendo Padre Mateo Andrés y su grupo de matrimonios, llamado Gratitud.

La finalidad de la cena es recordar a los cristianos comprometidos una verdad evidente: no tienen derecho a esperar para mañana buenos y santos sacerdotes, quienes hoy no se ocupan de prepararlos.

También, se incentiva a la solidaridad y colaboración, recordando la expresión evangélica: “Hay más alegría en dar que en recibir” (Hch 20, 35).

Momento artístico

El acto estuvo amenizado por canciones católicas y el himno del seminario interpretadas por el Coro del Seminario.

Además, la artista Ileana Reynoso deleitó con sus canciones al público presente, quien, junto al coro, animó el ambiente con un merengue típico.

La actividad reunió además a José Dolores Grullón Estrella, obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, Faustino Burgos Brisman y Benito Ángeles, obispos auxiliares de la Arquidiócesis de Santo Domingo; y a Rosa Gómez de Mejía, exprimera dama de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *