Compartir

Santo Domingo RD,>La Junta Central Electoral (JCE) hace grandes esfuerzos para ofrecer un mejor servicio, que robustezca el sistema electoral y garantice la calidad de la democracia que hoy disfruta el pueblo dominicano de manera ininterrumpida desde el año 1966, siendo un ejemplo para la región del Caribe y el hemisferio latinoamericano.

“Todo lo que se ha logrado en materia electoral en estos últimos 56 años está siendo reimpulsado y consolidado por el actual pleno del organismo de administración de elecciones y del registro civil, que encabeza el doctor Román Jáquez Liranzo”, afirmó Felipe Carvajal de los Santos, director de la Escuela Nacional de Formación Electoral (EFEC).

Carvajal de los Santos hizo sus señalamientos durante la conferencia “El rol de la Junta Central Electoral y los valores democráticos”, que dictó en su municipio natal de San Juan de la Maguana y a la que asistieron los miembros de las juntas municipales y empleados del registro civil de todos los municipios de la provincia, y cientos de ciudadanos y autoridades, entre los que destacan la gobernadora Elvira Corporán y la alcaldesa de San Juan de la Maguana, Hanoi Sánchez.

Resaltó que el presidente Jázquez Liranzo ha combinado su recia formación legal y convicción civilista con su gran experiencia académica, para impulsar una gran cantidad de acciones formativas, educativas y de instrucción técnica y profesional, como la que desarrolla la JCE en esta etapa, previa al complimiento de sus cien años el 20 de mayo de 2023, a través de la EFEC.

Dijo que el pleno de la JCE cumple una misión clara y contundente para garantizar la calidad de los procesos, la transparencia y el respeto de los derechos electorales de participación de todos los ciudadanos, partidos y organizaciones políticas.

El académico recalcó que el país dominicano ha fortalecido su madurez política, gracias a los esfuerzos de la gestión de la Junta Central Electoral, cuyo pleno de jueces se empeña en introducir grandes mejoras al sistema electoral y al registro civil. “Eso se traduce en una mayor calidad de la democracia”, dijo.

Explicó que para cumplir este rol la JCE se hace acompañar de sus 7,400 funcionarios y los encargados y miembros de las 158 juntas electorales distribuidas en todo el territorio nacional y el exterior, y que se ha abierto una amplia participación de los partidos y agrupaciones políticas y sus representantes, lo que ha generado un consenso necesario para la certidumbre de que se consolidarán procesos electorales confiables.

“Para cumplir su rol, la JCE se ha comprometido, como demuestra en la práctica, que sus actuaciones y acciones estén sustentas en la imparcialidad y la objetividad, para responder con eficacia y eficiencia a la misión que le confiere la Constitución de la República de garantizar procesos electorales revestidos de transparencia, objetividad, equidad e igualdad, conjuntamente con el resguardo de la identidad nacional”, reiteró el director de la EFEC.

Con respecto al órgano académico, que él mismo dirige, Carvajal de los Santos señaló que en todo el país se está ofreciendo un apretado ciclo de cursos, entrenamientos y conferencia magistrales sobre el rol de la JCE y su compromiso con los valores democráticos, que ya han impactado a más de 8,190 personas, desde el pasado 15 de octubre de 2021, fecha en que se anunció el relanzamiento del centro de formación.

“En todas estas acciones formativas y de socialización se enarbola la misión de la JCE y la democracia, y ese rol tiene que consolidarse a través de un tesoro que se ha ido perdiendo en la postmodernidad, que son los valores democráticos, los cuales la JCE exalta en su accionar para consolidar la administración de todos los procesos electorales”.

Proclamó que esos valores están básicamente definidos en la transparencia, la equidad, la independencia, la integridad y la legalidad, de modo que todos los actos de la JCE estén amparados en lo que dice la ley.

Según Carvajal de los Santos, el compromiso fundamental es que todas las acciones y servicios de la JCE estén amparados en la ley y que las mejoras que se están incorporando con la modernización, tanto del sistema de Registro Civil como de los procesos de administración electoral, posibiliten a partir de esos valores “una JCE fuerte, transparente y de verdadera justicia electoral”.

Dentro de sus prerrogativas legales, la JCE se ha propuesto en sus últimas iniciativas de ley sometidas al Congreso Nacional, la necesidad de la paridad de un 50% para hombres y mujeres en la participación de las candidaturas a cargos electivos y en la dirección de los partidos.

“Se trata de una necesidad de justicia, porque cuando se coteja el padrón electoral aparece que la mujer es incluso un poquito más que los hombres del total de los empadronados”.

Manifestó que entre los objetivos que se ha propuesto el pleno, que encabeza Román Jáquez, la digitación del Registro Civil esprioritaria, porque permitirá la corrección de miles de errores en las declaraciones de nacimientos y otras actas del estado civil, y la prevención en el futuro para que no se sigan cometiendo estas fallas que tanto perjuicio causan a la ciudadanía.

Definió la labor en el registro civil como un arduo proceso de digitación de folios y libros, y la depuración y corrección de los errores del sistema, que no son responsabilidad de la JCE, porque el servicio civil no hace mucho tiempo que fue asignado a la JCE.

Al asumir el registro, la junta asumió también todos los errores y las falsificaciones que se habían acumulado durante décadas. “Es ahora cuando se trata de culminar esas correcciones con tanta asiduidad y compromiso”.

Carvajal de los Santos justificó que las personas encargadas del registro civil no tenían las condiciones ni la preparación necesarias para realizar ese servicio adecuadamente, además de que muchos carecían de la preparación académica y la capacitación necesaria para realizar sus funciones.

“Se necesitan ciertas destrezas y competencias para ser un eficaz juez civil y es ahora cuando la JCE los capacita y profesionaliza permanentemente”.

Dijo que el organismo electoral ha digitado millones de actas que se encontraban en libros viejos y casi ilegibles, dentro de su compromiso de corregir todos los errores, y que por eso en estos últimos dos se están modernizando, desde los espacios de infraestructura hasta la inscripción de las actas, y se capacita a todos los oficiales civiles, de modo que puedan realizar su labor con competencia y legitimidad.

La JCE en cumplimiento del principio de legalidad, que rige todos sus actos, cumpliendo la sentencia 01-68 del 203, sobre autoría del registro civil, ha realizado más de 10 millones de servicios y revisado miles de folios con asentamiento de actas, que incluyen unas 105 nacionalidades.

“En este momento no queda ningún registro que establezca la ley 169-14, que no haya sido validado o que no esté disponible para retirar en cualquier oficina del registro civil, cuando así lo considere su beneficiario”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *