Compartir

SANTO DOMINGO, REPUBLICA DOMINICANA, 22 de enero, 2019 – La Confederación de las Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecon) sugirió una serie de medidas para impulsar más el sector, entre las que citó la flexibilización de las normas prudenciales para facilitar el financiamiento a las Pyme y reformar la Ley de Compras y Contrataciones Públicas.
Directivos de Copymecon reconocieron la estabilidad económica que se registra en el país, lo que ha permitido que el crecimiento del sector construcción en el 2018, según cifras preliminares del Banco Central de la República Dominicana, llegara a un 10.6%, sin embargo lamentaron que ese crecimiento no se reflejó en las pequeñas y medianas empresas constructoras.
Eliseo Cristopher, presidente; Francisco Guerrero, vicepresidente; Betania Escolástico, coordinadora del Programa Emprendimiento Pyme de la Construcción, y Wilson Guerrero, director de relaciones públicas de Copymecon, dijeron que la construcción es una de las actividades productivas que mayor dinamismo viene registrando en los últimos años, sin embargo ese sector muestra niveles de informalidad que rondan el 85%, según la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo, por lo que tanto el sector público como el privado deben buscar la fórmula para elevar la formalidad.
En tal sentido, entienden que una de las medidas es dar una mayor participación a Pyme constructoras, ya que éstas son “el vehículo ideal” para que ese nivel de informalidad se reduzca y se mejore la calidad de los empleos.
Dijeron que para ello es necesario una flexibilización del financiamiento para el sector construcción, de manera que no solo las grandes constructoras se beneficien de medidas como la liberalización del encaje legal por parte del Banco Central y de la figura del fideicomiso.
Explicaron que una muestra de que las Pyme de la construcción tuvieron poco acceso a esos recursos debido a las trabas puestas por las normas financieras es que de RD$18,644.93 destinados al sector construcción, del encaje legal del 2017, solo RD$2,328.34 millones fueron para viviendas de bajo costo, es decir un 4%; RD$7,497.82 millones a préstamos internos, un 15%, y para viviendas de tres a ocho millones se destinaron RD$8,818.77 millones, un 17%.
Asimismo dijeron que un ejemplo positivo del impacto que tiene la participación de Pyme constructoras en el sector es que el mayor crecimiento de esta actividad en los últimos seis años fue en el 2015, cuando el crecimiento registrado alcanzó el 19.7%, debido básicamente al programa de construcción de aulas en la que participaron decenas de profesionales independientes y pequeñas constructoras.
Enfatizaron en que las políticas hacia las Pyme deben ser flexibilizadas, de manera que se especialicen fondos reales para ese sector.
También, entienden que debe realizarse una reforma a la Ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones Públicas, de manera que contemple un régimen de consecuencia para los funcionarios que no cumplen con el 20% que debe destinarse a las micro, pequeñas y medianas empresas en sus procesos de licitaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *