Compartir

Santo Domingo RD,>El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, aclaró que las plantas de Punta Catalina han estado trabajando de manera normal, y que en la actualidad tienen carbón para mantenerlas operativas, a pesar de que la empresa responsable de suplirlo ha fallado en forma reiterada en cumplir con la entrega del mineral.

En ese sentido, explicó que debe salir esta noche desde Colombia el primero de cinco cargamentos de 60 mil toneladas de carbón cada uno, y que además, mañana se abre la oferta de una licitación urgente que lanzaron hace unas semanas cuando observaron la situación, cuya entrega está pautada para final de octubre.

Sobre el cargamento de Colombia, indicó que es producto de una línea de cooperación gestionada por él con el Ministerio de Energía y Minas de ese país, “una relación de Gobierno a Gobierno”.

“Con estos datos que le doy, basado en la certeza de que ya hay un barco que salió de Colombia, se inició la ruta de tener carbón firme, seguro, de diferentes vías en Punta Catalina, por lo que no será factor de discusión”, afirmó.

Almonte dijo que pese a las críticas, sí fueron previsores, porque la licitación que había que hacer para sustituir el contrato que vencía, se hizo el 8 de junio, y que de acuerdo a los pliegos de la misma, la firma que ganara comenzaría a entregar carbón el 7 de septiembre.

Recordó que la empresa suplidora de carbón mineral XCoal Energy & Resources firmó un contrato con la administración pasada de la CEDEEE y Punta Catalina en el 2020, que implicaba la entrega programada de dos millones de toneladas de carbón. Para finalizar el contrato -manifestó- el penúltimo embarque debió entregarse el pasado 02 de agosto y lo hicieron el 14 de septiembre, un mes y 12 días después.

Expresó que el último embarque debió ser entregado el 22 de agosto. No obstante, agregó que las plantas se mantuvieron encendidas en ese periodo, pero consumiendo la reserva, que regularmente es de unos 37 días.

Al explicar por qué la firma que ganó la nueva licitación es la misma que mantiene el conflicto por incumplimiento, sostuvo que se hizo en junio, por lo que no había sucedido el problema en la entrega de agosto y septiembre.

“Alguna gente, en lugar de reclamarle a la empresa que incumplió el contrato y a los cuales ellos firmaron ese contrato de dos millones de toneladas y 116 millones de dólares, han querido culpar a la administración actual”, se quejó.

De acuerdo al funcionario, en la gestión pasada no se estableció ninguna cláusula en el contrato de penalidad por incumplimiento, y que solo estipulaba una garantía de fiel cumplimiento, que venció en julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *