Compartir

Santo Domingo RD,>El precandidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) Wellington Arnaud, pidió a esa organización política que se convoque de inmediato a la Comisión de Ética y Disciplina para realizar un juicio disciplinario al ex presidente Hipólito Mejía, tras indicar que sigue demostrando que no acata los lineamientos del partido “y causa gran incertidumbre entre la militancia”.

La reacción de Anaud se produce a propósito de que Mejía respaldó mediante un comunicado hecho público, la propuesta que realizó el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), de modicicar la Constitución de la República para habilitar al presidente Danilo Medina de cara al 2024.

En ese sentido, el dirigente político también solicitó a Luis Abinader, quien al igual que él y Mejía aspira a la primera magistratura de la nación, dejar la ambigüedad sobre la reforma constitucional y definir  si apoya o no la habilitación del actual presidente  Medina.

Arnaud sostuvo que Abinader ahora dice respetar los lineamientos del partido, sin embargo, desacató una orden de referirse al discurso del presidente  Medina antes que el partido, el cual había advertido a sus dirigentes no emitir declaraciones hasta que las autoridades lo hicieran, por lo que considera es momento de definir en qué lado de la historia quiere situarse.

Advirtió que un acercamiento a Medina genera desconfianza de la población hacia el PRM y dijo que en este momento crucial del partido, no se puede enviar un mensaje ambiguo a los dominicanos, por lo que tienen la responsabilidad de proteger al país de una nueva reforma constitucional cuyo único objetivo es habilitar al actual presidente para el 2024.

Indicó que de ninguna manera miembros del PRM pueden hacerle “ojos bonitos al Gobierno, porque quien busca esa bendición ahora, deberá garantizar impunidad después”.

“Nosotros los perremeistas impedimos la reforma para una repostulación del presidente Danilo Medina, y hemos ganado la confianza y generado la esperanza de que el país tomará otro rumbo; es nuestro deber como partido de oposición salvaguardar lo que hemos logrado”, dijo Arnaud.

Precisó que los legisladores no pueden hacer causa común con propuestas de modificación a la Carta Magna, “ni llevarse de malos consejos, pero tampoco actuar de manera irresponsable con el silencio, no se puede por omisión e irresponsabilidad hacerse de la vista gorda ante una situación como esta”.

“Nosotros somos la garantía de defensa de los mejores intereses del partido y lo más importante, de la población, por eso estaremos vigilantes”, dijo el también diputado por la Circunscripción No. I del Distrito Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *