Compartir

Washington DC,>La Cámara de Representantes tiene previsto votar este viernes el proyecto de ley más importante sobre control de armas en casi 30 años después de que el Senado aprobara la iniciativa el jueves por la noche.

La presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, aplaudió el «fuerte voto bipartidista» y dijo que la Cámara votaría inmediatamente este viernes el proyecto antes de que los legisladores abandonen Washington DC para un receso de dos semanas el cuatro de julio.

El proyecto de ley, que por primera vez en varias décadas unió a republicanos y demócratas sobre este tema, incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años, y extiende a todo el país las llamadas leyes de «alerta de peligro» («Red Flag»), que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

El acuerdo entre demócratas y republicanos también incluye más fondos para recursos de salud mental y para reforzar la seguridad en las escuelas, dos aspectos en los que insisten los defensores de las armas cada vez que hay un tiroteo masivo en EEUU.

QUÉ CAMBIARÍA CON EL PROYECTO DE LEY

La medida de $13,000 millones endurecería las verificaciones de antecedentes para los compradores de armas más jóvenes, impediría el acceso a las armas de fuego a más delincuentes de violencia doméstica y ayudaría a los estados a implementar leyes de alerta que faciliten a las autoridades tomar armas de personas consideradas peligrosas. También financiaría programas locales para la seguridad escolar, la salud mental y la prevención de la violencia.

El paquete del año electoral estuvo muy lejos de las restricciones de armas más estrictas que los demócratas han buscado durante años, incluidas las prohibiciones de las armas de asalto y los cargadores de municiones de alta capacidad utilizados en los asesinatos en Buffalo, Nueva York, y Uvalde, Texas.

Además, la propuesta también busca acabar con lo que se conoce como «el vacío del novio», por el cual hasta ahora si alguien es acusado de violencia doméstica sin estar casado, se le permite seguir teniendo armas en propiedad, algo que no ocurre en el caso de las personas casadas.

El paquete —presentado en año electoral— se queda corto de las restricciones más estrictas que los demócratas han buscado durante años, como prohibir las armas de asalto y cargadores de municiones de alta capacidad, como los utilizados en Buffalo y Uvalde. 

Sin embargo, el acuerdo permite que los líderes de ambos partidos demuestren a los votantes que saben cómo llegar a un acuerdo y hacer que el gobierno trabajo, a la vez que permite que cada bando intente resultar atractivo para sus partidarios.

ASÍ FUE LA INESPERADA VOTACIÓN EN EL SENADO

El Senado aprobó fácilmente este jueves por la noche un proyecto de ley bipartidista sobre la violencia con armas de fuego, algo que parecía impensable hace solo un mes, allanando el camino para la aprobación final en la Cámara Baja de lo que será la respuesta de mayor alcance de los legisladores en décadas a la racha de brutales tiroteos masivos en la nación.

La votación final fue de 65 a favor y 33 en contra. Contó con el apoyo de los 50 senadores demócratas y de 15 republicanos -incluido el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell-, mientras que otros 33 conservadores votaron en contra.

Tras conocer la decisión, el presidente Joe Biden recordó que cuando estuvo en Uvalde, Texas, escuchó un mensaje claro de las familias que le pedían algo para frenar el uso de armas y desde ese momento promovió ese deseo: «ya es suficiente, esta vez tenemos que hacer algo».

«Nuestros niños en las escuelas y nuestras comunidades estarán más seguros gracias a esta legislación. Hago un llamado al Congreso para que termine el trabajo y lleve este proyecto de ley a mi escritorio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *