Conape destaca labor del Ayuntamiento de Villa Jaragua por apoyo al envejeciente

Compartir

Villa Jaragua, Bahoruco. La directora del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape), Nathali María, valoró  la gestión del Ayuntamiento de esta comunidad, por ser una de las primeras alcaldías en ejecutar iniciativas que favorecen a los adultos mayores,  de acuerdo con lo que establece la Ley 352-98.

María externó su consideración en el discurso del acto de inauguración de un Centro de Atención para Adultos Mayores en Villa Jaragua, Bahoruco, para el  cual el Conape dispuso de  recursos humanos, financieros y el mobiliario,  como parte del proceso de habilitación.

El Centro fue construido por el Gobierno de Japón, dentro del programa  de asistencia  económica que desarrolla en  República Dominicana, lo cual contribuye a la visión del presidente Danilo Medina, que promueve un adulto mayor activo, productivo, participativo y protegido, una responsabilidad del Estado, la familia y la comunidad.

Destacó el gesto que tuvo la Alcaldía, de ejecutar, con el apoyo del gobierno de Japón, lo dispuesto en el artículo 51 de la referida Ley,  que en las provincias donde funcionan hogares y centros diurnos debidamente inscritos y reconocidos por el Consejo, al menos el diez por ciento (10%) del presupuesto destinado por los respectivos ayuntamientos al área de salud, deberá ser distribuido equitativamente entre los mismos.

Nathali María agradeció al gobierno de Japón su inversión por el desarrollo de la población adulta mayor en la Provincia de Bahoruco, que es de 13,286 y de esta, 1,624 residen en este municipio de Villa Jaragua.

Además de la Directora del Conape, la apertura del Centro estuvo encabezada  por el  embajador del Japón Hiroyuki  Makiuchi, el alcalde municipal Alfredo Carrasco,  y otras autoridades de la provincia.

Makiuchi dijo sentirse complacido de tener  la oportunidad de colaborar  con el esfuerzo de los dominicanos, para la materialización de esta obra de amor que  contó con  la participación del alcalde Alfredo Carrasco y  Gerardo Rivas, quien donó el terreno.

El centro fue bendecido por Miguel Díaz, y gestionado por el diputado y aspirante a senador Rafael Méndez, ante el Gobierno Japonés.