Compartir

República Dominicana informó este viernes de que repatrió durante 2022 a 154.333 personas en condición migratoria irregular, la “gran mayoría” de ellas de nacionalidad haitiana.

La Dirección General de Migración (DGM) destacó en un comunicado que la cifra incluye el período desde el 1 de enero pasado al 27 de este diciembre.

La institución precisó que los operativos se han ejecutado en el Distrito Nacional y las provincias Santo Domingo y Santiago, las de mayor población del país, así como en La Vega, San Cristóbal, Azua y San Juan.

Los haitianos indocumentados también han sido detenidos y deportados desde las provincias fronterizas Dajabón, Pedernales y Elías Piña.

“En noviembre alcanzamos la cifra récord para un mes en el año 2022, que fue de 24.894 deportaciones de ilegales haitianos”, indicó la Dirección General de Migración.

El departamento destacó que han sido “intensificados” los operativos contra extranjeros “ilegales” a propósito de las festividades de Navidad y Año Nuevo, a fin de “evitar un desbordamiento de la migración ilegal” hacia el territorio nacional.

Tras ser detenidos, los indocumentados son trasladados a los centros de reclusión temporal en Dajabón, Elías Piña y el ubicado en Haina, San Cristóbal, a unos 25 kilómetros al oeste de la capital dominicana.

El director de Migración dominicano, Venancio Alcántara, precisó que las acciones “no se han detenido ni se detendrán”, en cumplimiento de la ley, las normas migratorias, el respeto a los derechos humanos y los acuerdos internacionales.

Los oficiales de migración son apoyados por soldados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional dominicanas.

A finales de noviembre pasado, el presidente de República Dominicana, Luis Abinader, afirmó que está cumpliendo y va a seguir acatando las leyes y la Constitución del país en lo relativo a las deportaciones de haitianos en situación irregular.

“Mi compromiso es solo con el pueblo dominicano”, subrayó Abinader, según el video y el mensaje que él mismo publicó en su cuenta de Twitter.

“Cuando yo fui juramentado, yo juré cumplir con la Constitución dominicana y con las leyes dominicanas. Y yo lo que estoy haciendo es eso y voy a seguir haciendo eso porque mi compromiso es solo con el pueblo dominicano”, afirmó.

La mayor parte de las deportaciones desde República Dominicana afecta a haitianos y, dada la situación en el país vecino, la ONU solicitó parar las repatriaciones.

Días antes de esas declaraciones de Abinader, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, solicitó a República Dominicana detener las deportaciones forzosas de haitianos, debido a la violencia y la crisis en su país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.