Compartir

El Ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, recibió del fiscal de Peravia, Ángel Darío Tejeda Fabal, 305 armas de fuego ilegales de distintos calibres, incautado como pruebas de delitos cometidos por desaprensivos que hoy guardan prisión.

“Estas armas ya no volverán a impactar a más seres humanos”, expresó el Ministro durante el acto efectuado en el Palacio de Justicia de Baní, donde dijo que las armas entregadas son el resultado de una acción conjunta entre las instituciones involucradas y garantizó que no volverán a las calles.

“Nosotros estamos haciendo la parte que nos corresponde; ahora tenemos que trabajar juntos con la sociedad, junto con todos los sectores para que construyamos este ambiente de paz, de armonía y de respeto.

A eso es que nosotros aspiramos y para eso queremos, pedimos y solicitamos que sean nuestros cómplices, para que construyamos la sociedad que la inmensa mayoría del pueblo dominicano quiere”, sostuvo.

Insistió en que la seguridad ciudadana depende de todos y en que hay que trabajar desde el núcleo familiar, las escuelas, iglesias y todas las instituciones sociales.

Expresó que esta entrega no implica solo un número material, sino que salieron de las calles, producto de diversos procesos e investigaciones, 305 armas que segaron la misma cantidad de vidas o más, 305 actos delincuenciales y quizás más, “porque la idea de la ley ha sido precisamente el desarme continuo y constante de las armas de fuego”.

En tanto, Tejeda solicitó la colaboración de todos los sectores, porque la seguridad ciudadana es asunto que compete a la sociedad en pleno; no es exclusivo de las autoridades.

Advirtió que las armas deben estar en manos de personas entrenadas con un propósito, para cuidar, para salvar y no lo contrario. “Estamos comprometidos conjuntamente con las autoridades a seguir dando la batalla, pero para eso contamos con ustedes los comunitarios”.

De su lado, el viceministro de Regulación de Armas y Municiones de Interior y Policía, Aníbal Amparo, destacó el apoyo de las autoridades locales en la tarea de sacar las armas ilegales de las calles, lo que espera ocurra en todo el país.

Felicitó a las organizaciones comunitarias por su colaboración en esta tarea y llamó a la población a reflexionar sobre la importancia de una cultura de paz, a la vez que valoró el esfuerzo y los resultados que logran las autoridades junto a las mesas municipales de trabajo para ejecutar lo establecido en el plan de desarme, acorde con el Decreto 212-21 y en seguimiento a la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana “Mi País Seguro”.

A propósito, la gobernadora Ángela Yadira Báez, recordó que toda la ciudadanía está llamada a asumir su responsabilidad en la consecución de un país sano, porque cuando alguien tiene un arma en la mano, y más ilegal, es capaz de cualquier cosa.

Instó a mantener el plan con las organizaciones comunitarias y de otra índole para seguir con los mejores resultados.

En la actividad participaron el senador de Peravia, Milcíades Franjul; el mayor general Eduardo Alberto Then, director de la Policía Nacional; el director regional de ese cuerpo, coronel Francisco Sención Cruz; Esteban Figuereo director regional de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett); el director de Armas, Sterling Pérez, y el coronel Erick Ramírez, intendente de Armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.