Compartir

Santo Domingo RD,>El presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, dijo hoy lunes que pedirá “por escrito” al Gobierno que cancele la licencia de operación de la aerolínea estadounidense JetBlue por el supuesto maltrato que ofrece a los dominicanos en sus rutas para salir y regresar al país.

Pacheco dijo que el sábado y domingo pasados pudo “palpar en carne propia” los presuntos abusos que comete JetBlue los que calificó de “tétricos”.

El legislador narró durante la sesión de este lunes en la Cámara de Diputados, que viajó a Puerto Rico el sábado en uno de los aviones de esa aerolínea a cumplir con un compromiso de un organismo legislativo regional.

Afirmó que su vuelo estaba programado para partir del Aeropuerto Internacional de las Américas a las 2.00 de la tarde del sábado pasado y que finalmente despegó tres horas y media después, además de que la aerolínea cambió en cinco oportunidades la puerta de abordaje.

“Recibimos todos los pasajeros un trato horrible, nos trataron como vacas, chivos, con una descortesía tremenda, (la tripulación) nunca hablaron en español y el avión estaba en muy malas condiciones”, aseguró Pacheco.

El domingo, explicó, el vuelo de regreso a Santo Domingo estaba programado para las 6.50 de la tarde y JetBlue informó que había sido cancelado.

Aseguró que, tras gestiones con varias instituciones en República Dominicana, tanto él como monseñor José Grullón Estrella y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, entre otros pasajeros, pudieron regresar al país a las 2.00 de la madrugada de este lunes a través de otra aerolínea.

“Le voy a escribir al Gobierno para que cancele la licencia a JetBlue, no por lo que pasó con nosotros, sino por lo que está pasando con los dominicanos que utilizan sus servicios”, expuso Pacheco, al asegurar que dedicó horas a investigar la actuación de la aerolínea de EE.UU. en otros países y se percató de que solo el presunto maltrato se produce en República Dominicana.

Las denuncias contra JetBlue se han convertido en habituales en el país, mientras la compañía niega que ofrezca un trato irregular a los dominicanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *